Si has decidido adoptar un animalito del refugio, él cambiará tu vida para siempre, por éso decimos que estás adoptando un amigo, y no solo estás salvando su vida, si no que estás ayudando a salvar a un nuevo animalito, víctima del abandono, que entra en su lugar.
Creemos que la adopción es un acto de humanidad y amor incondicional, pero asimismo es una gran responsabilidad.
Por eso te presentamos una serie de consideraciones que debes tener en cuenta:

  • Debes ser consciente y asumir la responsabilidad de cuidarlo por el resto de sus días, independientemente de cómo cambie tu vida (viajes, mudanzas, trabajo, hijos, etc) él será siempre parte de tu familia.
  • Dedicarles el tiempo que se merecen, la actividad física es muy importante, sobre todo si cuentas con un espacio reducido en tu hogar, es necesario que dispongas del tiempo para sacarlo a pasear.
  • Respetar su proceso de adaptación, es normal que durante los primeros días ensucie, o rompa objetos, mantén la calma y edúcalo con amor.
  • Mantener un animal requiere un presupuesto especial para que se encuentre saludable, ten en cuenta los gastos de alimentación balanceada, veterinaria, etc.